De repente caigo en cuenta de lo recurrente que soy con mi epoca de adolescente. En otro momento voy a profundizar acerca de este tema, me doy la impresion de estar tipo Peter Pan, el pibito que no queria crecer.
El tema era otro. Durante mi niñez y gran parte de mi adolescencia fui testigo de extraños comportamientos por parte de mi vieja. Partamos de lo siguiente: mi vieja tuvo una infancia dificil, hija de madre soltera, a pesar de conocer a su padre biologico, el tipo jamas la reconocio formalmente. Su mama fallecio de tuberculosis cuando ella tenia como seis años y convivio como hasta los doce con su padrastro y una media hermana que aun hoy cree que son hermanas enteras. Como esta media tia sufria una ligera inmadurez mental su padre decidio que ambas dejaran la escuela primaria y recien la pudo completar despues de su muerte. Despues se crio con una hermana de su mama a la que yo llamo abuela, hasta que se caso con mi viejo (otro caso), que no le permitio terminar sus estudios secundarios.
La mina desarrollo una marcada vocacion de martir. Imaginense que tuvo tres hijos por parto normal con desgarros desde el primero, cuando en realidad nos tendria que haber tenido a todos por cesarea. Yo naci luego de haber perdido casi todo el liquido amniotico de la placenta. Parto seco y forceps. Digamos que no viene teniendo mucha suerte ultimamente.
Sufria de insomnio, y extrañamente salvo en las ocasiones en las que nos reuniamos muchos familiares, no recuerdo haberla visto comer. Se levantaba durante la noche en diversas oportunidades y la escuchaba fumar y matar moscas. Tenia (y sigue teniendo) una obsesion por los bichos voladores. Los cazaba con diversos metodos: los atrapaba con las cortinas o los azotaba con algun repasador, y cuando la plaga se veia medio incontrolable, cerraba todas las puertas y ventanas, con nosotros adentro y todo, y fumigaba con fly (o fleet o como cuerno se escriba) toda la casa. Con los mosquitos tenia un metodo medio cochino, cuando el bicho se le acercaba se mojaba la mano con la lengua (para asegurarse adherencia) y los agarraba de un manotazo, todo en una fraccion de segundo.
Bueno, llegue a creer que se los comia, que su alimento eran los bichos.

Si, bueno. Todavia lo creo.

(!)

Entradas más populares de este blog

La forma "correcta" de usar auriculares de oido?

Bitácora de viaje

Objetos de diseño argentino