Escuchando: New years day - U2

A veces el silencio me juega una mala pasada.
A veces se apaga la musica y me escucho la respiracion.
Creo que cuanto mas tiempo paso alejado de los humanos, mas dificil se vuelve hacer contacto.
En momentos como este recuerdo bien mis motivaciones de pendejo.
La soledad es una puta que me lleva, ja! Lo escribi tantas veces y de tantas formas diferentes que por unos años hasta llegue a creer que la mina realmente existia. La imagine como de mi estatura, de tez muy blanca y cabello negro lacio y largo. Labios carnosos bien rojos y una mirada serena.
Solia refugiarme en la oscuridad de la noche, iluminado por los leds del equipo de musica y con los auriculares adheridos al craneo por horas, escuchando sin escuchar, Ambient 1 o The Heavenly Music Corporation de Brian Eno.
Mi universo era tan pequeño y seguro que me alcanzaba para existir.
Era facil pasar por la vida. Verla como un expectador desde una butaca detras de una pantalla plateada. Increiblemente era feliz. Era SOLO, pero de algun modo el dolor alimentaba una creatividad oscura, que suelo reconocer en otros a menudo y la extraño, porque aunque pudiera reproducir las sensaciones, ya no seria real.
Confieso que alguna vez en mi pendejez fui lo que ahora se conoce como dark, pero no lo supe sino hasta que ya no lo fui mas, y lo perdi para siempre. Y nunca hizo falta vestir de negro, ni llevar el cabello desprolijo, ni usar un Ankh al cuello.
Una vez en una pelicula bizarra escuche esto: "...no te le acerques hija, en su familia hubo varios suicidios. Su sangre esta enferma de melancolia, y para eso no hay cura..."
Siempre me gustó la idea de que la melancolia era una enfermedad incurable... que se yo.

Entradas populares