La noche de las narices frias


Laburar de noche es como un ano contranatura.
Es ir en contra de la corriente, no por rebelde ni para culear como el salmon, de puro boludo nomas...
No tiene el atractivo de la vida del vampiro. No hay romanticismo en viajar a laburar cuando todos van a sus casas a besar a sus familas.
Encima de tener que bancarse el jetlug que te tiene drogado casi toda la primer semana. A las 7:00 u 8:00 de la mañana caes inconciente hasta las 13:00 o 14:00 con suerte para sentir que te cagaron a golpes en todo el cuerpo mientras estabas dormido.
En fin...
El trabajo dignifica!
Ese nunca tuvo turnos rotativos, se nota.
Volver a casa y no tener ganas de hacer nada no es muy digno que digamos.
Y tu jefe que te trata como si te fueras a tomar vacaciones. "Te queda toda la mañana y la tarde libre". Hay que dormir tambien pedazo de infeliz!
Si yo no me tuviera el respeto que me tengo, lo putearia en mi propio blog...
Pero bue...

Es lo que hay.

Entradas populares