Cuentos Locos II

La Marca del Lobizón (Viene de aca)

Me asome por la ventana y comprobe que desde el segundo piso habia una considerable altura para saltar hasta la calle, asi que me vesti y con la tranquilidad que pude juntar sali de la habitacion hasta el ascensor y luego a la calle. Una vez afuera camine rapido sin rumbo absorto en mis pensamientos tratando de imaginar que hacer cuando la encontrara, si la encontraba. En la primer esquina me di cuenta de que no sabia hacia donde iba asi que elegi la calle mas oscura hacia la playa esperando hacer lo correcto. A medida que me acercaba a las luces de la avenida costanera iba escuchando sirenas acercandose y un par de parejitas que me cruzaron en el sentido contrario comentaron algo acerca de un animal salvaje suelto en la playa. Acelere el paso y al cruzar la avenida vi a otra pareja indicando la zona de carpas al personal de defensa civil que bajo a la arena corriendo con una soga y una gran jaula. Detrás de ellos bajaron dos policias que me indicaron que me retirara mientras desenfundaban sus armas y corrieron por la playa. Baje a la arena y los vi yendo hacia las carpas por la orilla del mar. Sin ningun plan todavia, cuando estaba por comenzar a correr hacia las carpas por el lado contrario, una figura de gran tamaño salio de las carpas y se detuvo a pocos metros de las escaleras donde estaba yo. Escuche unos gritos lejanos dirigiendose nuevamente hacia nosotros, asi que en un instante grite el nombre de Karina al animal y emprendi la carrera hacia el hotel. Cruce la avenida sin mirar y segui por la calle oscura sintiendo el jadeo de la bestia detrás mio. La sirena de un patrullero comenzo a alcanzarnos y el monstruo me paso rapidamente en la carrera con el automovil siguiendolo y los perdi de vista un par de cuadras mas adelante. Ya no pude seguir corriendo asi que camine hasta el hotel tratando de recuperar el aliento, rogando que Karina hubiera conseguido escapar y trepar hasta la habitacion. En cuanto llegue a la puerta del cuarto me detuve un instante, junte coraje y gire el picaporte. Una nube grande habia tapado la luna asi que cuando entre solo pude distinguir en la penumbra el cuerpo desnudo de Karina sobre la cama. Rapidamente saque una jeringa del bolso y aplique la dosis de tranquilizante.

Las noticias del dia siguiente afortunadamente no hablaron de victimas por el ataque de ningun animal.

Habiamos corrido con muchisima suerte, y dificilmente se podria repetir, asi que tome la decision de encontrarle una solucion al problema. En cuanto regresamos comence la busqueda de informacion acerca de la cura de la licantropia. Encontre en internet mucha basura mezcla de supersticion y cuentos de terror pero habia algunos datos interesantes donde se mencionaba cierta planta venenosa (el Aconito) que en las dosis apropiadas contrarrestaba temporalmente los efectos de la enfermedad, aunque podria ocasionar la muerte si era mal administrada.

Sin encontrar todavia una solucion segura, en una ocasión en la que estaba de visita en casa de mis suegros le conte a Katy lo que nos habia pasado y que estaba buscando informacion para terminar con toda esta locura. Entonces Katy me recomendo visitar a la curandera diciendo que habia escuchado el comentario de que habia logrado librar del mal a un hombre del barrio hacia unos años, pero que tambien se comentaba que no sobrevivio por mucho tiempo.


Finalmente accedi a visitar a la curandera del barrio de mis suegros. Me encomendo la recoleccion de ciertos ingredientes, la mayoria de uso domestico pero la lista incluyo las raices de la planta de Aconito que tuve que encargar por internet. Por suerte en esta region austral hay una red de Wiccanos muy consolidada que comparte cierta informacion del Paganismo y Naturismo con el publico general, asi que al cabo de una semana consegui todo lo que la bruja me habia pedido.

La mujer me confeso que habia confiado en que la muerte de la bestia que ataco a mi señora la liberaria del mal, pero para su sorpresa Karina seguia igual, asi que por su cuenta hizo su investigacion y comenzo a experimentar con la combinacion de dos de las formulas mas serias que encontro y con las que tuvo "cierto" exito. Tengo que confesar que me impresiono la destreza y prolijidad con que manejaba sus herramientas al punto de compararse tranquilamente con la mano profesional de un boticario preparando una receta magistral.

Al cabo de unas horas de mortero y macerado de las semillas, hojas, raices y aceites que le habia traido tuvo listos dos preparados liquidos de color azul y verde respectivamente, que me entrego en pequeños frascos con precisas instrucciones.

Me alcanzo primero un frasquito con el liquido de color verde y me dijo que debia inyectar la dosis completa via intramuscular la primera noche de luna llena del invierno en cuanto se hubiera completado la mutacion. Lo que debia experimentar seria una regresion de su transformacion pero sin conciencia humana todavia.

El segundo frasco con el liquido azul era un poco mas grande y mientras me lo alcanzaba me indicaba que debia hacerselo beber a Karina en cuanto recobrara completamente su aspecto humano. Esto la debia sumergir en un sueño profundo del cual despertaria totalmente curada.

Entradas más populares de este blog

La forma "correcta" de usar auriculares de oido?

Bitácora de viaje

Objetos de diseño argentino