Ya no suena como antes

Se arremangó las botamangas como para acercarse y remojar los pies en la orilla pero el destino tenia preparado algo diferente para él esa mañana en la playa.
Ya habian pasado dos años completos desde que perdió a su familia en un accidente y volvia lentamente a disfrutar del calor del sol sobre la piel esos dias frescos. Como dandose permiso de a poco. Queria convencerse de que ellas lo hubieran querido así.

Entradas más populares de este blog

La forma "correcta" de usar auriculares de oido?

El gato negro

Bitácora de viaje