Antipatico pero...

Una constante más para agregar al raricosismo femenino.
Resulta que hay un comportamiento recurrente en las mujeres que conozco aunque no es exclusivo del género femenino pero sí mayoritario que consiste en elaborar una descripción detallada de las acciones a realizar en lo inmediato, mediano o largo plazo para alcanzar un fin determinado... siempre en voz alta. Un mini discurso auto explicativo que a mi parecer denota una necesidad de reflejo tan evidente que resulta molesto. Este procedimiento también se aplica al alcanzar el objetivo detallando... lo mismo.
Irritante e innecesario.
Se utiliza en forma repetida la palabra YO y se destaca enfáticamente que "lo hice yo".
Uno de los fenómenos más llamativos es que la respuesta del interlocutor varía según el género. Si él o los que escuchan son sólo hombres suelen devolver un OK y ya, pero si hay una mujer como mínimo la respuesta de ésta última se convierte en algo que al principio puede parecer un refuerzo de la idea, como un apoyo femenino pero que aprendí a descular gracias a mi detección de malalechismo como una competencia por el protagonismo que a veces está escondido y otras es bien explícito.
¿Puede ser que está sociedad machista haya adoctrinado a las mujeres para que no puedan confiar en su propio criterio? ¿Tan mierda fuimos siempre los hombres que vacilan y tropiezan con sus inseguridades hasta encontrar la aprobación de un tercero aún cuando estén en lo correcto?
Aunque pensándolo bien creo que el fastidio viene de mi propia inseguridad a la hora de hablar. Me censuro con tanto rigor creyendo que lo que tengo para decir es una pelotudez que no digo nada y me quedo cómodo en el lugar del pelotudo silencioso. Pienso.

Entradas más populares de este blog

La forma "correcta" de usar auriculares de oido?

Bitácora de viaje

Objetos de diseño argentino